miércoles, 8 de mayo de 2013

Ponte pañales...

No es la primera ni la segunda ni me temo que la última vez que oigo a alguien con SII relatar, narrar o mascullar esta respuesta rápida  obtenida de un especialista en digestivo: "Ponte un pañal"...


jardín zen, calma
paciencia, calma, tranquilidad

Años de estudios, millones en investigación, vamos camino de Marte, no hace tanto se hablaba de la posible clonación de humanos ( más allá del aborregamiento intelectual), biotecnología , nanotecnología sanitaria, simposios, congresos  y toda una suerte de blogs y profesionales en la red vanagloriándose de su capacidad para que de un plumazo, con semejante frase,  Moliere vuelva a cruzarse por mi mente y comprenda a quienes buscan soluciones menos científicas ( es decir basadas en la mera esperanza de que funcione). La salud es una cuestión humana fundamental, la pérdida de la salud es uno de los motivos de estrés más importantes para un ser humano, nuestro cerebro no acepta fácilmente la enfermedad y más aún la crónica. Pese a las miles de frases tan cortas como simples que puedan llegarle a uno en las redes sociales o en conversaciones de amigos, la enfermedad no tiene anda de glamuroso, nadie se siente feliz por padecer una enfermedad crónica, aunque de tarde en tarde tengamos que leer lo maravilloso que es enfrentarse a la vida con menos recursos y la alegría del esfuerzo y toda esa suerte de proclamas que no son más que métodos de defensa. 

No, decirle a alguien con SII que ante la urgencia defecatoria se ponga un pañal es una falta de profesionalidad más allá de lo admisible, más propia de sociedades burocratizadas e individuos cuyo único estímulo laboral es la hora del descanso...y los puentes largos. ¿No hay otra solución? Pues en algunos casos NO, no la hay, pero aún si es al única solución, exponerla así es inaceptable y creo que el colectivo de afectados de SII debiera de tomar cartas en el asunto. Los médicos tratan con personas, si ello les supone un problema hay otra especialidad, veterinaria, y ni aún así, no dejan de ser seres vivos, quizá la geología, al fin y al cabo a una montaña de millones de años el médico faltón y yo le importamos una higa...

2 comentarios:

La Colonista dijo...

No puedo creer que ese comentario venga de un médico, y menos, que sea un especialista en digestivo. Que lo diga el típico "amigo" de turno si lo he oído pero esto...qué poca sensibilidad.
Menos mal que tenemos médicos en este país mucho más competentes aunque no se sepa mucho del SII.

Josem dijo...

Pues créetelo, porque es verídico 100% y no aislado. También es cierto que hay médicos hoy por hoy solo son gestores de bajas por enfermedad y se pasan más tiempo evaluando bajas y porcentaje de incapacidades que investigando. Y eso deshumaniza, claro que no parece importarles mucho...